CUMBRES

PROGRAMA ACADÉMICO

Basado en competencias, logra que los alumnos sean capaces de relacionar lo que aprenden en el colegio con lo que ven en su vida diaria y académica.
Misión: Formar personas íntegras, líderes cristianos que renueven la sociedad.

PROPÓSITOS FORMATIVOS
Buscamos que cada alumno:
Conozca, viva y transmita una fe alegre.
Desarrolle un corazón magnánimo, compasivo y generoso.
Sea libre y maduro de acuerdo con su edad.
Logre la excelencia académica y desarrolle una inteligencia comprometida con la búsqueda de la verdad.
Sea un líder íntegro, humilde y comprometido.
Principios educativos
Los elementos que orientan y caracterizan nuestra labor son:
Formación integral
Atención personal
Amor
Excelencia
Innovación y armonía
Alianza con las familias
Formación en la libertad
Responsabilidad y compromiso social
Ambientes formativos y seguros
MODELO PEDAGÓGICO
Nuestro modelo pedagógico reconoce al alumno como protagonista y responsable de su proceso de aprendizaje al personalizar la enseñanza a sus ritmos y formas.

Tiene sus bases en la misión y filosofía que nos ha caracterizado, integrando continuamente nuevas tendencias educativas y respondiendo a los más altos estándares internacionales.

Nuestro plan y programa académico comprende:
Enfoques disciplinares. Los cuales determinan el abordaje que se tiene en la enseñanza e influyen en la selección de materiales, recursos, capacitación y evaluación del proceso de aprendizaje.
Metodologías activas. Las cuales sirven como un medio para alcanzar el aprendizaje y preparan a los alumnos para enfrentarse a los retos, proponer soluciones y transformar su entorno.
Materiales educativos. Los recursos físicos y digitales ayudan a potenciar las capacidades del alumno para cumplir el perfil de egreso esperado.
Ambientes de aprendizaje. Los espacios flexibles e interactivos promueven el trabajo colaborativo y el máximo aprendizaje de los alumnos.
Tecnología educativa. Con la cual se favorece la investigación y se promueve la producción de contenidos y soluciones.
alumno protagoniza
Consideramos el aprendizaje como una aventura personal en la que cada alumno es protagonista y responsable, buscando:
Aprender a conocer, amar y responder a Dios, valorando y comunicando su fe, viviendo de acuerdo con ella.
Aprender a pensar, desarrollando un pensamiento crítico, creativo y autónomo, buscando la verdad.
Aprender a amar y elegir el bien, optando libre y responsablemente por la virtud, buscando ser don para los demás.
Aprender a vivir y servir, valorando y cuidándose a sí mismo, potenciando los dones recibidos y saliendo al encuentro de los demás.
GUÍA
Creemos firmemente que las personas son quienes forman a los alumnos, por ello, consideramos al docente como un eslabón fundamental que media el proceso de aprendizaje para que cada alumno logre su máximo desarrollo. El docente logra esto a través de:
Diseñar situaciones y ambientes de aprendizaje, atendiendo a las diferencias individuales de los alumnos y reconociendo sus ritmos y alcances.
Profesionalizar su labor educativa al observar, incorporar y proponer estrategias educativas innovadoras que impacten el aprendizaje y desempeño de los alumnos.
Evaluar el proceso y resultados de la enseñanza-aprendizaje en un diálogo de colaboración que sirve para la mejora continua.
Promover el desarrollo personal, espiritual y apostólico de los alumnos, a través de su ejemplo de vida y comprometiéndose en la acción.
Aseguramos que el alumno da sentido a lo que aprende cuando conoce, comprende y transforma el entorno que le rodea:
Su familia, especialmente los papás con quienes hacemos una alianza paraapoyarles en su misión formativa.
ADMISIONES ONLINE